lunes, 11 de junio de 2007

San Francisco y la ecología


SAN FRANCISCO DE ASíS (1182-1226)
El legado ecologista de su obra.
La ecología, tan tristemente célebre en nuestros días, tuvo a su primer y más fiel defensor en San Francisco. Precursor de la ecología, nos enseñó cuán importante es el respeto a la vida que ha venido de Dios mismo. No conocía la palabra ecología, sin embargo, si conocía la raíz profunda y el verdadero significado de ella, ya que Francisco de Asís se convirtió en el primer ser humano preocupado por el equilibrio entre animales, plantas y seres humanos. Fue el primer humano que se concibió a sí mismo en relación con todas las cosas creadas; sabía que no importa cuán diferentes seamos, todos somos criaturas de Dios. La visión fraterna de Francisco no incluía únicamente a los seres humanos, sino a toda la realidad animada e inanimada. Su cántico, su visión, relacionada con una creación comunitaria y expansiva, fue capturada poéticamente en su llamado Cántico del Hermano Sol, escrito en el periodo comprendido entre el verano de 1226 y la fecha de su muerte, el 4 de octubre de 1226. Para él, todas las criaturas están unidas en un solo coro de alabanza al Creador. Es el primer poema escrito en italiano y fue considerado por Dante como una de las más grandes obras de la literatura italiana. Su lenguaje, mediante el cual llama a cada uno de los elementos de la creación hermano y hermana no es simplemente un exceso poético. Sentía compartir algo con todas las criaturas. Para él, todas las cosas eran hijas de Dios, y como tales, debía respetar su vida, su existencia, pues eran un regalo del Creador sin las cuales el hombre no podía sobrevivir. Sentía un profundo respeto y admiración por todo lo que hallaba en la naturaleza: desde un simple escarabajo hasta el astro rey. Especial cuidado y respeto le merecían las cosas más pequeñitas. Jamás mataba a un insecto, ni utilizaba de la naturaleza sin necesidad. Al hacer esto, no glorificaba a las cosas per se, sino a su Creador. Francisco reconoció que las criaturas de Dios tenían una interdependencia, y que romper los lazos que las unen es una grave falta. Tal vez en sus tiempos, todas estas ideas sonaban a locura. Sin embargo el Santo se adelantó 800 años. Hoy el mundo está en verdadero peligro: las selvas amazónicas disminuyen cada día, los desechos industriales han dañado severamente a la tierra misma, nuestro uso de sustancias químicas mata cada día a mas especies de animales y plantas. Hoy su legado puede salvar a nuestro planeta. Su herencia es enseñarnos a amar a todas las cosas, a las piedras, a las montañas, a las flores. Su legado ecologista consiste en enseñarnos que debemos repensar nuestro lugar en el orden creado, de modo que el bienestar humano está integrado en el bienestar de todas las cosas (medio ambiente). Para San Francisco (1182-1226), fue vital entender la relación entre la humanidad y toda la creación. La visión franciscana ayuda a ver la vida como un gran regalo. Si podemos ser humildes como él, y entender que el mundo no está en nuestro control, tomaremos nuestro lugar como una parte, y solo una parte, de la gran comunidad de la creación.

1 comentario:

María dijo...

"Be praised, my Lord, through all your creatures, especially through my lord Brother Sun, who brings the day; and you give light through him. And he is beautiful and radiant in all his splendor! Of you, Most High, he bears the likeness.

Be praised, my Lord, through Sister Moon and the stars; in the heavens you have made them, precious and beautiful.

Be praised, my Lord, through Brothers Wind and Air, and clouds and storms, and all the weather, through which you give your creatures sustenance.

Be praised, My Lord, through Sister Water; she is very useful, and humble, and precious, and pure.

Be praised, my Lord, through Brother Fire, through whom you brighten the night. He is beautiful and cheerful, and powerful and strong.

Be praised, my Lord, through our Sister Mother Earth, who feeds us and rules us, and produces various fruits with colored flowers and herbs.

Be praised, my Lord, through those who forgive for love of you; through those who endure sickness and trial. Happy those who endure in peace, for by you, Most High, they will be crowned.

Be praised, my Lord, through our Sister Bodily Death, from whose embrace no living person can escape. Woe to those who die in mortal sin! Happy those she finds doing your most holy will. The second death can do no harm to them.

Praise and bless my Lord, and give thanks, and serve him with great humility."

No sabía de este otro blog... Lo visitaré también :-D